Estimada organización;

Primero os quiero agradecer el trabajo importante que hacéis. Soy de Corea del Sur y vivo en Holanda. Me gustaría comentar una de vuestras acciones, la que va en contra del comercio coreano de carne de perro.
¿Creéis que la prohibición de este comercio detendrá el uso de carne de perro, y mejorará la situación de los animales?
¿Creéis que mostrando esas imágenes horribles cambiará la opinión de la gente?
Me temo que las fotos provoquen un odio hacia los coreanos. Leí los comentarios en Internet que eran bastante odiosos, de manera racista.
Según investigación, menos que un 10% de los coreanos come carne de perro. Son 3 millones de persones de los 47 millones de coreanos que hay.
La dieta del coreano consiste principalmente de vegetales, y no contiene carne. Las circunstancias geológicas no son buenas para ganadería, ya que un setenta por ciento del país es paisaje montañoso.

Ahora parece que defiendo la costumbre de comer carne de perro. No es así. Verdaderamente creo que una prohibición de la carne de perro no mejorará la situación de los animales en Corea. Incluso temo que llegaríamos a un mercado clandestino peor del que hay, con más maltrato y comercio de animales. Castigos duros y una legislación severa no podrán detenerlo.
El comer carne de perro o no comerlo es cuestión de costumbre alimentaria. Yo mismo nunca he comido carne de gato o perro, porque estoy en contra de comer animales. Sin embargo, no creo que los coreanos que coman perros y gatos escuchasen a los occidentales que llevan una vida doble en cuanto a la carne. Muchos de ellos comen más carne que hacen los coreanos, y creen que querer animales es tenerlos de mascota.
Sin embargo, la mayoría de los coreanos está en contra de la cruel matanza de perros y gatos. Aunque prohibido por la ley en los años noventa, sigue pasando ilegalmente. Es un asunto que necesita tiempo.
Algunos coreanos piensan que por medio de colgamiento y matando a palos la carne se hace más tierno y sabroso. Aconsejo a la gente que traten de convencer al gobierno coreano, que haga un mayor esfuerzo por detener esta matanza cruel e ilegal.
En la mayoría de los casos, crían perros en granjas y los matan por medio de electrocución, como las vacas. Es un método menos brutal que el de los franceses matando gansos para el ´foie gras´, metiéndoles todo tipo de tubos por la garganta para que el hígado se haga más grande y sabroso.

Otro ejemplo es que los coreanos, bajo la influencia del occidente, empiezan a tener animales para demostrar su respeto. Antes no era así, pero hoy en día hay un crecimiento enorme del mercado de animales domésticos.
Tener un animal doméstico no es la mejor manera de querer a un animal. Lo veo muy egoísta, eso de utilizar a otro especie de compañía. En casa tengo un gato que compré en un refugio, y a veces me siento culpable por el hecho de que matan animales para poder alimentarle a mi mascota.
Para volver al tema en contra del comercio de carne de perro en Corea; me gustaría que pensarais bien el objetivo principal, y las consecuencias de apoyar a otras organizaciones protectoras, que no sirvan de mejor manera a la buena causa de los animales. Demasiadas imágenes violentas hacen que la gente desprecie a esos países, y hace que el abismo entre las culturas sea más grande aún. Las protectoras tendrían que empeñarse en explicar los derechos fundamentales del animal, como hacéis vosotros. Por eso os escribo.
Espero que lean mi opinión, que sea de utilidad.

(Autor conocido por Animal Freedom.) 

En Asia se comen gatos y perros. Para los asiáticos es tan normal como comer pollo y cerdo. Para los que estén preparados, un reportaje.